Blog de vegetalsbiocosmetik

Lavanda

                         


De la familia de las Labiadas, también conocida como Lavanda o Espliego común.

Es una mata aromática leñosa en la base originaria del mediterráneo occidental, siendo una de las plantas más insólitas y de mayor encanto en nuestra flora mediterránea.

El nombre espliego procede del latín <espiga> tanto los asirios y egipcios, como los griegos y romanos solían perfumar sus baños y estancias con espliego.

La planta da todos los años vástagos herbáceos, tiene hojas opuestas, lineales o lanceadas vellosas de borde entero y de color verdegris. Las flores de forma redondeada y de color azul violeta. Florece en verano, recolectando sus flores en esa época. Alcanza una altura de unos 60 cm.

Crece por toda la Europa mediterránea hasta una altura de 1800m, le gusta los terrenos calizos, secos y soleados.

Según el eminente y conocido botánico M.Messegue, el espliego o lavanda se puede utilizar a voluntad, particularmente en fricciones, masajes, baños contra traumatismos, contusiones e inflamaciones, así como luxaciones y los <tirones> musculares, siendo una maravilla contra la gota y reumatismo.

Las partes activas de la planta son las hojas.

Su uso esta extendido en medicina natural y cosmética natural, ya sea en lociones, aceites esenciales o cremas. También en infusiones.

Propiedades y Virtudes: Tiene propiedades digestivas, estimulantes, antiespasmódicas. Es buena para combatir las excitaciones nerviosas, el vértigo y el dolor de cabeza, así como nauseas, sofocos, cólicos y flatos. Palpitaciones y temblores incontrolables. También se recomienda como diurético, sudorífico y vermífugo. Es buena también para hinchazones de estómago y vientre, así como falta de apetito. La planta da excelente resultados contra la gripe, la debilidad, el asma, la ictericia, congestiones, debilidad ocular, afecciones del bazo y del hígado.

Se usa también en gargarismos para los nervios y contracciones de la lengua. También merece su atención beneficiosa en quemaduras, enfermedades de la piel, eczemas, heridas infectadas e inflamaciones y ulceras superficiales. También en fricciones en el pecho tonifica los pulmones. Especial atención merece cuando se usa junto Romero y Tomillo para el cuero cabelludo, sobretodo cuando hablamos de problemas descamativos, pues ayudan paliar estas anomalías.

Toni Pérez


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: